La medicina china, medicina ancestral originaria de la antigua China, ha perdurado y ha evolucionado a lo largo de la historia. Esta terapia ha ido introduciéndose en los países occidentales obteniendo una gran aceptación presentándose como una medicina diferente, nada agresiva y muy preventiva, mediante la cual se obtienen resultados eficaces y rápidamente. La medicina china es una medicina holística que considera, no sólo lo que sucede en el órgano afectado, sino también lo que sucede en todo el organismo, la manera de manifestarse, como responde a las influencias externas y a los estímulos del entorno.

Los pilares básicos de la medicina china son la Teoría del Yin y el Yang y la Teoría de los Cinco Elementos. Sus principios y premisas tienen su origen en la filosofía tradicional taoísta. La base principal de la teoría medicinal china es que toda forma de vida del universo lo es gracias a una energía vital denominada «Qi». El «Qi», sustancia fundamental del organismo y del universo, circula como energía vital por los meridianos.

La medicina china utiliza como principales técnicas de tratamiento la acupuntura, tuina y la fitoterapia, las ventosas, la moxibustión y la auriculoterapia. Estos tratamientos se caracterizan por su alta efectividad y por carecer de efectos secundarios.

 

Mónica García Rodríguez

Acupuntora

Técnico Superior en MTC

Miembro del equipo de investigación en MTC «Expert Team»

Masajista terapéutico y deportivo

Reflexóloga podal

Noticias

escuelalungtao@gmail.com