El Tai Chi Chuan es el arte del equilibrio y de la armonía, es el movimiento transformado en poesía, mirando más allá es el boxeo supremo. Tras muchas competiciones de Tai Chi Chuan estoy viendo el gran ego de sus practicantes, la falta de entendimiento de este arte, hay algunos que han alcanzado un gran nivel técnico; pero la otra parte importante del Tai Chi, la parte interna, es difícil de ver. Solo se queda en el movimiento y en quedar por delante de otro.

Algunos practicantes de Tai Chi prestan poca atención a sus compañeros mientras estos compiten, se ríen, hablan fuerte y hacen aspavientos para llamar la atención; curiosamente cuando hay exámenes la gente de Tai Chi es la que más nerviosa se pone, cuando debería ser lo contrario. Algo falla en el Tai Chi. Hay que hacer un esfuerzo por entender el Tai Chi, intentar llegara a sus raíces y tener unos comportamientos en consonancia con su filosofía.

Si realmente el Tai Chi Chuan es el arte de la armonía y del equilibrio, intentemos llegar ahí, intentemos que nuestros alumnos lleguen ahí; no solo se debe hacer dentro del kwon o en los parques, el Tai Chi es un sentimiento, es un modo de vida y así se nos debe de ver en nuestras actuaciones y en todas las facetas de nuestra vida, si no es como una silla a la cual le faltan patas.

El Tai Chi Chuan es un tesoro del pueblo chino, pero también es un tesoro de la humanidad. Practiquemos bien, profundicemos, entendamos, y la respuesta del Tai Chi para con nosotros será asombrosa. Eso se ve en los practicantes que lo han entendido, cuya calidad humana, cuya fuerza, salud y el temple que transmiten causa la admiración de quienes les observan.

Un saludo

Leave a Comment

Noticias

escuelalungtao@gmail.com